OFICINAS

Pol. Industrial A Granxa
Parc. 212-214
Edificio Idigranito PO.Box 188
36400 Porriño, Pontevedra

T: +34 986 346 664

E: info@grupimar.es

qrcode

Escanea el código para llamarnos

Proceso de transformación del granito: corte y pulido

Proceso de transformación del granito: corte y pulido

Fecha

Antes de dar forma a encimeras, escaleras o pavimentos, el granito debe pasar por un proceso de transformación, el que el control de calidad está presente en todas y cada una de las etapas. En este artículo, te invitamos a conocer paso a paso cómo es el proceso de transformación del granito, prestando especial atención a las fases de corte y pulido.

La extracción del granito de nuestras canteras

 

En nuestras canteras de España, Portugal y Venezuela se extraen la mayor parte de los granitos que comercializamos en Grupimar. Esta extracción del granito, se realiza, generalmente, mediante corte con hilo diamantado o rozadoras de brazo y de disco.

Tanto su extracción como el acabado final, es fundamental que se lleve a cabo con herramientas de corte adecuadas a la precisión y a la calidad que una piedra de gran valor como el granito necesita. Por este motivo, en Grupimar invertimos en incorporar los últimos avances tecnológicos a cada una de las fases del proceso de transformación del granito.

 La mayor parte del granito que se comercializa se hace en forma de bloque. Los que hayan superado los controles de calidad se envían al proceso de aserrado. Por otro lado, aquellos que se fracturan suelen ser destinados a la producción de otros productos de menor tamaño como bordillos, perpiaños o adoquines.

Proceso de transformación del granito: el corte

 

Con el fin de aprovechar el material, antes de proceder al corte es indispensable calcular con precisión qué medida es la más adecuada.

Tradicionalmente, los bloques de granito se introducían en los telares. Hoy en día, con las últimas innovaciones se usan con máquinas de corte al hilo, capaces de realizar cortes mucho más precisos y personalizarlos según las demandas de nuestros clientes.

Las piezas que salen de esta fase de transformación suelen presentar un acabado natural, pero un poco áspero. Aunque a veces se comercializa como acabado final, lo más habitual es aplicar otros tratamientos según el uso final que el cliente desee dar al tablero de granito.

Bloques de granito después de su proceso de transformación

Proceso de transformación del granito: el pulido

 

Uno de los acabados más frecuentes es el pulido. Mediante abrillantadores y lijas diamantadas, se consigue un acabado perfecto. El resultado es una superficie lisa y brillante, que resalta el brillo y el color natural de la piedra.

Para el uso en exteriores, se suele aplicar un tratamiento de flameado, que da al granito un aspecto rugoso y vítreo y es antideslizante.

Entre otros acabados posibles, otros de los más destacados son los siguientes.

Abujardado. Se obtiene golpeando la piedra con la abujardadora, un martillo dentado de acero. También se conoce con el nombre de labrado.

Apomazado. Se consigue aplicando un proceso de abrasión en pulidoras, sin llegar a un efecto brillo total.

Aserrado. El granito se corta con fleje de acero o disco diamantado hasta conseguir una superficie plana con cierta rugosidad.

Granallado. Este acabado se consigue proyectando granalla de acero inoxidable sobre la superficie del granito. En función de la presión aplicada se consigue un acabado más fino o más grueso. La superficie presenta un aspecto uniforme con ligeros picos y valles.

Una vez finalizado el proceso de pulido y tras aplicar el tratamiento correspondiente, las piezas de granito son clasificadas según el tipo de acabado y material.

Finalmente, se procede a su embalaje para su posterior comercialización.

¿Te ha gustado el post? ¿Necesitas asesoramiento para elegir qué tipo de granito se adapta mejor a tu proyecto de construcción? Contáctanos o déjanos un comentario. ¡Te leemos!